+51930758225
info@microbiotaintestinal.online

AUTISMO TIENE CURA GRACIAS A LA MICROBIOTA

Autismo tiene cura y la microbiota intestinal

AUTISMO TIENE CURA GRACIAS A LA MICROBIOTA

El autismo tiene cura gracias a la microbiota, ¿es cierta, esta afirmación?.

Si bien es cierto que, el autismo viene a ser una de estas enfermedades multifactoriales, que al igual que la enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, síndrome del intestino permeable, entre otras, tiene cierta relación con tus bacterias intestinales.

Diferentes estudios científicos han mostrado relación con la microbiota intestinal y el autismo, más aún falta mucho por conocer sobre este nuevo mundo,

?Por ello te invito a que sigas leyendo esta nueva publicación. Pero primero tenemos que comprender, de qué trata esta enfermedad.

¿QUÉ ES EL AUTISMO?

En primer lugar, es una enfermedad que afecta a los infantes y debido a que su causa por el momento es desconocida, se cree que es sin duda a una serie de factores, como: Genético, factores ambientales (tóxicos en algunas vacunas), infecciones por hongos y bacterias, etc.

De hecho, tomó mucha relevancia, a través de documentales, los tóxicos que estaban ocasionando ciertas vacunas a los infantes. Lo cual surgió una serie de controversias tanto a los laboratorios, hospitales y médicos involucrados.

No obstante, aún no se ha querido tomar muy en serio, o adrede, se ha silenciado de momento este tema, asumo que por una enorme cantidad de dinero y poder involucrados.

Punto a parte, no está demás, preguntarse, si ¿realmente son seguras las vacunas que le introducimos a los cuerpos de nuestros bebés?. Sin duda será tratado en otro artículo con más profundidad.

El autismo, esta agrupado dentro de la familia de los TEA, que significa, trastornos del espectro autista. Compartiendo diferentes síntomas como: Afectación del desarrollo del lenguaje, comportamiento cognitivo y social, agresividad, irritabilidad, etc.

Y todos estos síntomas por supuesto se inician a edad temprana y se van acentuando a medida que el niño o niña crece. También recalcar que los síntomas son variables y uno se puede confundir un síndrome con otro.

Por esto y más el autismo se cree que es una enfermedad difícil de manejar, sin embargo, aún tenemos esperanza de que las grandes mentes, pueden controlarla, y por qué no afirmar, que el autismo tiene cura.

AUTISMO Y RELACIÓN CON LA MICROBIOTA INTESTINAL

Llegado a este punto, te diste cuenta que muchas enfermedades pocos comunes y sobre todo que tienen como raíz la inflamación, aunque a veces esto no sucede siempre, su origen primario, se encuentra en las bacterias intestinales.

Nuevamente hago hincapié en la posible relación existente, entre el autismo y tu microbiota intestinal. No es loco pensar que muchos niños presenten o inclusive bebés presenten patologías comunes.

Estas patologías casualmente están relacionadas con el sistema gastrointestinal, por ejemplo, presentan: Cólicos, recurrentes infecciones bacterianas y virales, alergias a gluten, etc.

La razón, como lo mencioné anteriormente, es multifactorial, no se sabe a ciencia cierta, si primero fue la genética, la alimentación o las toxinas ambientales que recibe el neonato.

El Autismo Y La Disbiosis Intestinal

En primer lugar, la disbiosis intestinal, trata sobre una alteración, un desequilibrio tanto en cantidad, así como en calidad de tus bacterias intestinales, al haber este desequilibrio causa un desencadenante de cascadas inflamatorias.

Ello se resumen, en permeabilidad intestinal, artritis, diabetes, obesidad, enfermedades inflamatorias intestinales, enfermedades neurodegenerativas, etc.

Siguiendo el punto, sabemos que existen en nuestros intestinos, sobre todo el colon (intestino grueso), bacterias, hongos, virus, protozoarios, etc.

En cuanto a los hongos, uno de ellos y factor clave para el posible desarrollo de esta enfermedad es la Cándida albicans.

Ciertamente este hongo, normalmente está en tu organismo, pero cuando ocurre ciertos desequilibrios por diferentes razones, entonces se sobre expresa dicho patógeno, causándote problemas a tu salud.

Entonces esta Cándida albicans, una vez que prolifera enormemente en tu organismo, su misión principal, es de perforar la mucosa intestinal, lo que se traduce en permeabilidad intestinal.

Justamente a este punto quería llegar, porque diferentes estudios científicos, han demostrado que niveles elevados de ácido tartárico y arabinosa en muestras de orina con TEA, se relacionaron a un aumento de la especie cándida.

EL AUTISMO Y LA MICROBIOTA INTESTINAL CON EVIDENCIAS CIENTÍFICAS 

Con dieta probiótica, el autismo tiene cura:

En este estudio sobre “Microbiota gastrointestinal en niños con autismo en Eslovaquia“, se evidenció lo siguiente:

La suplementación con dieta probiótica normalizó la relación Bacteroidetes/FirmicutesDesulfovibrio spp. y la cantidad de Bifidobacterium spp. en heces de niños autistas

Con dieta prebiótica in vitro, el autismo tiene cura:

En este estudio sobre “Influencia de un galactooligosacárido, en niños autistas“, se evidenció lo siguiente:

La administración de este galactooligosacárido, aumentó significativamente las poblaciones de bifidobacterias en cada compartimento de los modelos, tanto en autistas como en no autistas.

Con un protocolo de antibióticos y un trasplante de microbiota fecal, el autismo tiene cura:

En este estudio sobre, “Protocolo con transferencia fecal para mejorar síntomas gastrointestinales y al autismo“, se evidenció lo siguiente:

Este protocolo de tratamiento alteró el microbioma intestinal y el viroma, así como una mejoría en los síntomas gastrointestinales y conductuales de los TEA. 

Con una dieta cetogénica, el autismo tiene cura:

En este estudio sobre “La dieta cetogénica modifica la microbiota intestinal en un modelo murino de trastorno del espectro autista”, se evidenció lo siguiente:

Los resultados indicaron que el consumo de esta dieta reduce los recuentos microbianos intestinales totales y la composición en el ratón experimental.

RECOMENDACIONES

Seguir una alimentación correcta es clave para mitigar y evitar la inflamación. Por ejemplo, desde la alimentación idónea de la madre gestante, hasta la alimentación de su recién nacido, con leche materna, serán cruciales para con esta patología.

El uso de probióticos y prebióticos, debe ser usado correctamente, y recurrir a tu médico de cabecera.

Tomar en cuenta los diferentes factores inmiscuidos para el tratamiento del autismo va a ser importante, desde la influencia genética, así como posibles toxinas ambientales.


?Seguramente, escuchaste alguna vez sobre esta enfermedad rara, ¿verdad?. Coméntanos que te pareció el artículo y dime en qué te puedo ayudar!.

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

 

No hay comentarios

Añade tu comentario

Abrir chat
Hola!, ¿En qué te puedo ayudar?