KOMBUCHA, EL AMIGO DE TU HÍGADO

La kombucha así como otros alimentos probióticos, realmente tienen muchos beneficios para tu organismo, pero el gran problema radica en su poca publicidad, desconocimiento de la población o por el mero hecho de no saber su preparación.

Y así como te comenté en anteriores publicaciones, tanto microbiota, probióticos y prebióticos, son la triada que siempre debes de tener en cuenta.

En esta publicación, sabrás que es la kombucha, cuáles son sus beneficios y cómo es su preparación.

????Vamos a ello….

¿QUÉ ES LA KOMBUCHA?

Es una bebida fermentada, que ha recibido otros nombres como; hongo de té, hongo de Manchuria, té de algas, etc. Y es originaria de la cultura China, y como en la historia de otros fermentos, se popularizó su uso en Europa y posteriormente en América.
Esta bebida probiótica, es principalmente hecha a partir del té negro o té verde.

¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE LA KOMBUCHA?

????Estos son los principales beneficios:

  • Reduce los niveles de colesterol.
  • Amigable para los hipertensos.
  • Reduce la propagación del cáncer.
  • Promueve salud a tu hígado.
  • Fortalece a tu sistema inmunitario.
  • Ayuda a mejorar tus funciones gastrointestinales.
  • Puede ser una alternativa para tratar a la diabetes, ya que normaliza los niveles de azúcares en la sangre.
  • Además te revitaliza, al optimizar todas las funciones principales del metabolismo.
  • Captura sustancias tóxicas de tu cuerpo.
  • Alivia tus síntomas de artritis y gota.
  • Es una gran aliada contra las hemorroides.
  • Y como los anteriores probióticos mencionados, equilibra tu microbiota intestinal, mejorando tu sistema gastrointestinal.
  • Para los casos de asma y bronquitis, pueden ser de gran ayuda.
  • Promueve la salud de tu piel y uñas.
  • Además de aportarte distintas vitaminas (ácido fólico principalmente), y minerales importantes.

¿CÓMO ES SU PREPARACIÓN? 

INGREDIENTES DEL TÉ DE KOMBUCHA

  • Un SCOBY.
  • Dos litros de agua.
  • Tres cucharadas, o entre 4 y 6 bolsitas de té negro o verde (según los gustos).
  • Azúcar (equivalente a 1/2 taza de café).
  • Una taza de kombucha preparada de otra vez, o del líquido donde se guarda el SCOBY.
  • Un recipiente de cristal.
  • Una tela porosa, pero que no permita la entrada de mosquitos ni otros insectos.
  • Una goma o un lazo.

¿COMO SE HACE ESTE FERMENTO?

  1. En primer lugar, se prepara el té de manera tradicional. Para ello se calentará el agua en un cazo y se agregarán las hojas sueltas o las bolsitas. Mientras se va haciendo, se irá añadiendo el azúcar, que se moverá bien hasta que se disuelva por completo, y se dejará enfriar del todo.
  2. A continuación, se echa todo el té del paso uno en el recipiente de cristal, y se le agregará la kombucha que tengamos de una vez anterior o que nos hayan prestado o el líquido donde se guarda el hongo kombucha que actúa como activador para las bacterias y levaduras. En este paso también se introduce el disco gelatinoso de SCOBY, que tenderá a flotar y a quedarse en la superficie.
  3. Este es el punto más importante y del que depende que tu kombucha quede bien y no tengas que tirarla directamente por el desagüe. Coge la tela (un paño bien limpio, por ejemplo) y tapa por completo con ella la abertura del recipiente; sujétala bien con una goma o una cinta alrededor para que no pueda entrar ningún insecto, polvo, o bacteria.
  4. Ahora solo queda dejarlo reposar entre una y dos semanas, según el grado de acidez que se prefiera. Recuerda dejarlo a temperatura ambiente, como unos 20º, y nunca en lugares en los que esté expuesto a la luz solar.
  5. Cuando pase ese tiempo, retira el hongo kombucha con una cuchara de plástico, las de metal pueden dañarlo, filtra el líquido de color miel, y distribúyelo en botellas de menor tamaño. Guárdalas en la nevera durante otros cuatro días, y ya podrás saborear tu propia kombucha.
  6. No olvides guardar el SCOBY con un poco de la kombucha; se conservará mejor y te servirá como líquido activador la próxima vez que quieras preparar esta infusión.

Espero haberte ayudado, y coméntame ¿Qué te pareció el tema de los alimentos probióticos?, puedes compartirlo con tus familiares y amigos!

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.