+51930758225
info@microbiotaintestinal.online

QUESOS, DELÉITATE CON CABEZA

Quesos, deléitate con cabeza

QUESOS, DELÉITATE CON CABEZA

Los quesos, suelen ser  infravalorados, pero es que acaso te contaron sobre sus enormes beneficios para tu organismo?

✅Atrévete a descubrir sobre este probiótico, natural y qué puedes hacerlo desde casa:

¿QUÉ SON LOS QUESOS?

Nuestro afán de poder conservar por más tiempo a diferentes alimentos, de una manera fácil y práctica, ha permitido al hombre descubrir, sin querer queriendo, otros productos de altísimo valor.

Porque al manipular a los microorganismos a tu favor, en este caso, bacterias ácido lácticas y mohos, estás al metabolizar diferentes sustratos, de los cuales se les somete, permite una producción de metabolitos, de gran beneficio para la salud humana.

Ahora la gran diferencia que existe entre el queso y los demás alimentos probióticos, es la cantidad importante de grasas que posee, lo que le hace un gran dador de no solamente grasas saturadas, sino también de un vehículo apto, para tener mayor sobrevivencia, en el tracto gastrointestinal.

En otras palabras, usar al queso como vehículo probiótico, puede ser mucho más  beneficioso que otros alimentos probióticos. Porque gracias a la presencia de sus grasas, le confiere una protección extra, frente a los ácidos gástricos e intestinales.

Y tú sabes, que eso significa buenas noticias, ya que así las bacterias beneficiosas van a poder colonizar tu intestino y ejercer sus diferentes beneficios a tu organismo.

Como se sabe, hay diferentes tipos de quesos, dependiendo principalmente de:

  • Tipo de leche empleada.
  • Método de elaboración empleado.
  • Grado de madurez alcanzado.

En tanto que su origen, se remonta entre el año 8000 y 3000 antes de Cristo. Su uso se hizo tan popular que ahora en los tiempos actuales, es muy común consumirlo diariamente.

¿CÓMO HACER QUESOS CASEROS?

Dado la gran variedad de quesos que existen en el mundo, es imposible mencionar sobre cómo se fermenta o se elabora un queso en específico, dado que depende de varios factores como:

  • Tipo de leche empleada.
  • Método de elaboración empleado.
  • Grado de madurez alcanzado.

Sin embargo, te puedo brindar de forma genérica, cuáles son los pasos en que se elaboran los quesos:

1. Materia prima (leche): Para que tenga la denominación como tal “queso”, solo se utilizará un solo tipo de leche (cabra, oveja, búfalo, etc.). Pero, también para la elaboración de otros quesos, se utiliza una mezcla de diferentes tipos de leche, procedentes de 2 o más animales distintos.
Ahora respecto al contenido de grasa, algunos utilizan la leche entera (con toda la grasa), en tanto que otros tipos de quesos se manipulan, para que esta grasa sea disminuida.

Así mismo también se toma en cuenta sobre la calidad microbiológica de la leche. Ya que al momento de ordeñar al animal, lo ideal es refrigerar de inmediato.

2. Cultivo iniciador: Donde se agregará las bacterias que fermentarán a la leche  ordeñada. En esta etapa, se calienta ligeramente a la leche y se añade las bacterias ácido lácticas, para que fermenten la lactosa.

3. Cuajada: En esta etapa, se logra la coagulación de las caseínas de la leche. Te preguntarás, ¿esto qué significa?. El cuajo es una enzima que actúa estabilizando a la caseína, lo que da lugar a la formación de un gel o coágulo. De ahí que venga el nombre de coagulación de caseínas de la leche.

4. Corte de la cuajada y desuerado: Usando cuchillas, se divide en porciones
pequeñas a esta cuajada. Hacerlo cuidadosamente, para evitar una excesiva rotura de la cuajada. Adicionalmente, con este proceso, favorecemos la expulsión del suero, claro que también, te puedes ayudar con un aumento ligero de temperatura.

5. Prensado y salmuera: Dependerá del tipo de queso que quieras obtener. Con unos moldes típicos donde tiene diferentes agujeros, por donde drenará el suero que aún tiene la cuajada. Luego el prensado debe ser progresivo y uniforme, donde se utiliza una presión ligera de 1.5 a 2 kg. y terminando la presión hacia los 3.5 a 4 kg.
Respecto a la salmuera, viene a ser el tratamiento con sal, con el fin de potenciar el sabor, evitar el crecimiento de microorganismos patógenos y favorecer a la microbiota del queso.

6. Maduración y conservación: Donde el queso experimentará diferentes cambios, desde físicos, químicos, hasta microbiológicos. Los responsables por supuesto del aspecto, aroma y sabor del queso final. Tanto el tiempo, temperatura y humedad, modificará en gran medida, para que tengas un queso personalizado.

BENEFICIOS

Entre sus innumerables beneficios tenemos:

  • Comer quesos probióticos podría reducir el riesgo de caries dental en general.
  • A pesar de no ser una fuente primaria de calcio, el queso puede ser una fuente alternativa para prevenir la osteoporosis.
  • Una alternativa interesante para mantener un peso saludable, siempre equilibrando la ingesta de carbohidratos, grasas y sal. Porque como sabemos de por si el queso en general tiene sal, pero hay otros quesos que tienen gran cantidad de esta sal.
  • Gracias a su contenido en vitamina B12, te ayudará en la producción de glóbulos rojos, proteínas y ADN. Por lo que promueve tu desarrollo cerebral y evita también la anemia perniciosa.
  • Su contenido de ácido linoléico conjugado o CLA, que es una grasa saludable, puede ser de gran ayuda para aquellos que quieran bajar de peso o quemar grasas. Dado que equilibra a tu organismo en la proporción de LDL y HDL, así mismo tu colesterol.
  • Aunque suele ser algo exagerado, puede tener cierta evidencia de que el consumo de queso, pueda prevenir algunos tipos de cánceres, como el de colon y tracto digestivo.
  • Dado a su composición interesante en proteínas, te ayuda a la formación de músculos, para aquellos interesados en el fitness, o inclusive para aquellos, donde han perdido su masa muscular, y quieran aumentar de peso.
  • Tanto, microbiota como grasas saludables, tienen el beneficio de modular a tu sistema inmunológico.
  • El queso es abundante en la vitamina K2, la cual opera conjuntamente con el calcio y la vitamina D. Estas son buenas noticias, ya que hay un sinfín de beneficios tanto del calcio como de la vitamina D, no solamente para tu huesos, sino por sobre todo para tus hormonas y sistema inmune.
  • Es probable que el queso, sea una opción para mejorar la función de tu tiroides. Se ha visto en muchos casos, personas que no pueden bajar de peso o por lo contrario, personas con muy poco peso. La acción de tu tiroides regula diferentes hormonas, no importando las calorías que consumas o el ejercicio que hagas.

No subestimes al queso, que puede brindarte más de lo te puedas imaginar, coméntanos, ¿cómo te gusta consumirlo, en que platos los usas más?

Comparte con tus amigos
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

 

Comentarios: 2

  1. Me encantan todos los quesos, roquefort, muzarella, cheddar, gruyere, Colonia, Dambo, etc. etc.

Añade tu comentario

Abrir chat
Hola!, ¿En qué te puedo ayudar?