TEMPEH, FORTALECE TU CORAZÓN Y HUESOS

El tempeh, es un alimento probiótico, que tiene diferentes beneficios para tu salud, desde disminuir el colesterol en sangre, hasta reducir la incidencia en fracturas.

✅Atrévete a descubrir sobre este probiótico, natural y qué puedes hacerlo desde casa:

¿QUÉ ES TEMPEH?

Es un alimento probiótico tradicional de Indonesia, situado en el continente asiático. Y la presentación de su fermento de soya, es a modo de pastel.

En tanto que su cultivo iniciador es el Rhyzopus oligosporus, el cual es conocido como Tempeh starter, ya que va a iniciar la fermentación de éste.

Por supuesto que tiene diferentes variaciones, por ello se puede usar como reemplazante de la soja a, los frijoles, trigo o una mezcla de frijoles y granos enteros.

También suele utilizarse otros cultivos iniciadores como; bacterias y levaduras.

¿CÓMO HACER UNA RECETA DE TEMPEH?

A continuación te mostraré, cómo hacer el tempeh casero:

Ingredientes:

  • 2 tazas de sojas secas o 5 tazas de frijoles de soja cocidos.
  • 4 cucharadas de vinagre de cidra de manzana.
  • ¾ de cucharadita del hongo Rhyzopus oligosporus.

Preparación:

  1. Deja la soja entre 8 horas y 12 horas en agua en remojo.
  2. Quita toda la cáscara o piel de la soja.
  3. Retira el agua y enjuagar bien toda la soja.
  4. Cocer la soja durante unos 30 minutos en agua.
  5. Retirar del fuego, quitar el agua, añade el hongo Rhizopus, 2 cucharadas de vinagre y dejar enfriar.
  6. Una vez enfriado, reparte la mezcla en varias bolsas de plástico bien hermético (bolsas típicas para congelados).
  7. Una vez bien cerrada la bolsa y ayudándote de un alfiler se le van haciendo pequeños agujeros para conseguir que la soja transpire.
  8. Para terminar, se aplasta bien la bolsa para intentar hacer con la soja un pequeño paquete bien prensado y dejar reposar (fermentar) en un sitio oscuro y cálido durante 36 horas a 48 horas.

BENEFICIOS

Entre sus innumerables beneficios tenemos:

  • Por su contenido en manganeso, modula diferentes funciones en tu cuerpo como: Participación en síntesis de ácidos grasos, intervención en la síntesis de tus hormonas sexuales, muy útil para asimilar mejor a la vitamina E, promueve la salud cerebral, disminuye el cansancio y esencial para la producción de cartílago.
  • Al igual que todos los alimentos probióticos, promueven un mejor tránsito intestinal, por su contenido en fibra (prebióticos).
  • Por su contenido importante en proteínas, permite sentirte saciado por más tiempo.
  • Por lo que permite ayudarte en tratamientos para bajar de peso o quemar grasa.
  • Puede reducir los niveles de colesterol.
  • Diferentes antioxidantes presentes en este fermento, permite disminuir el estrés oxidativo, lo que se traduce en un ayudante contra el cáncer y envejecimiento prematuro.
  • Promueve la salud ósea, ya que a pesar de no ser una fuente primaria de calcio, sí que se absorbe parecido a la leche, sin contar que contiene magnesio y manganeso, que como hemos visto, ayuda a optimizar todos los procesos metabólicos.
  • Mantiene a tu corazón saludable.
  • Contra algunos tipos de cánceres, puede tener algún efecto benéfico. Como por ejemplo contra: El cáncer de mama y próstata.
  • Menor incidencia de fracturas, como el de caderas. Esto es gracias a la vitamina K, específicamente la k2, llamada menaquinona-7 o MK-7.
  • Útil para la prevención de diabetes tipo 2, al disminuir la resistencia a la insulina al aumentar la síntesis de los receptores de insulina.
  • Es beneficiosa contra la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), enfermedad periodontal (encías) y la enfermedad neurodegenerativa.

¿Algunas vez escuchaste sobre este alimento probiótico?, ¿te gustaría que habláramos más sobre estos tipos de alimentos?, ¡coméntanos en la parte de abajo!

Artículos relacionados

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.